Entrevista a Carlos Asensio por Clàudia García

Carlos Asensio, escritor y poeta de vocación, se considera a sí mismo un obseso de la belleza. Encontramos en su página web (http://www.carlos-asensio.com/) esta frase en su biografía que nos encanta: Siempre me he considerado un obseso de la belleza en todas sus formas: especialmente en la literatura, pero también en el teatro, la ilustración, la danza, la pintura, la música o el canto.

Carlos ha publicado recientemente en una antología poética en Chiado Editorial en la colección Placeres poéticos y tiene entre manos varios proyectos que muy pronto va a publicar.

  1. Nos ha llamado mucho la atención esta frase que está en tu biografía de la página web. ¿Dirías que otros campos del arte, -por ejemplo, la música o el cine- te inspiran para escribir poesía?

Es evidente que todas las artes se nutren de otras artes. En mi caso, la inspiración para escribir puede venir –y de hecho viene a menudo– de un cuadro, de una canción, de una obra de teatro, de una película… Creo que la colaboración entre las diferentes disciplinas del arte es imprescindible y enriquecedora. De hecho, me gusta mucho colaborar con artistas de otras disciplinas (cantantes, ilustrador@s) para crear cosas juntos.

2. ¿Hay algún poema o texto que hayas escrito en base a una canción?

Sí, hace poco, por ejemplo, escribí un poema que partió de escuchar muchas veces y estremecerse muchas más ante la canción «Catalina» de Rosalía y Raül Refree. También he escrito a menudo inspirado por música instrumental, jazz, guitarra flamenca o música clásica.

3. Una idea interesante sería musicalizar tus poemas. ¿Te habías planteado antes esta propuesta? ¿Quién te gustaría que los musicalizara?

Sí que me lo he planteado, y es algo que me encantaría hacer en algún momento. Aunque quizás me gustaría más escribir algo a propósito para algún/a cantante. He estado a punto alguna vez de escribir alguna canción para cantantes amigos y conocidos, pero al final no he tenido tiempo de materializarlo en nada interesante. Pero sigue en mi lista de pendientes.

4. Sabemos que te gusta mucho la obra de Alejandra Pizarnik y también la música de Ella Fitzgerald. ¿Quién más dirías que ha causado una gran influencia en ti?

Sería imposible enumerar a tod@s los artistas que me han inspirado de una u otra forma, pero podría decirte algunos nombres clave como Lorca, Walt Whitman, Picasso, Emily Dickinson o Pizarnik. También te diría García Márquez, Billie Holliday, Marc Chagall, Juan Rulfo, Murasaki Shikibu o Frida Kahlo. Y sin olvidar a otros que me han marcado profundamente como Oscar Wilde, Paco de Lucía, Virginia Woolf, José Saramago o Neruda. Y siento que me dejo cientos (también mucho más contemporáneos) por enumerar.

5. ¿Tienes pensado participar en recitales de poesía pronto?

Sí, aunque es una cosa que todavía no he hecho nunca y me da mucho respeto. Me gusta hacer llegar lo que escribo a la gente y recibir su feedback, pero exponerse ante un público en vivo y recitar algo tan íntimo como la poesía que escribo es algo que todavía me da un poco de vergüenza. Pero tengo pensado luchar contra ello pronto.

6. Sabemos que vas a publicar en breves un libro de poesía. Estamos deseando leerlo. ¿Cuándo saldrá en librerías?

Pues el libro, «Dejar de ser», está casi listo ya. La parte del texto, el poemario, ya está terminado y revisado. Actualmente sólo estoy esperando a que la persona que me escribe el prólogo (ya os enteraréis de quién es) me lo envíe, y a que un ilustrador me ayude con una idea para la portada. Luego ya sólo quedará enviarlo a la editorial para que maquete e imprima. Yo creo que en 2-3 meses puede estar todo listo.

7. ¿Este trabajo es algo nuevo o es una continuación de tus anteriores poemas?

Es un trabajo nuevo (inédito), pero que he estado escribiendo y corrigiendo durante años. A pesar de no ser muy largo, pienso que resume bastante bien un tiempo de mi vida donde muchas cosas cambiaron, y creo que puede servir bien como una primera introducción a lo que hago y escribo. También es cierto que lo que escribo ahora es algo distinto –yo lo considero una evolución– de esto que voy a presentar pronto, pero imagino que esta sensación es algo natural.

8. Para la entrevista, nos enviaste algunos de tus poemas. Por ejemplo este:

LA FRAGUA

No, no fue tu boca de agua la que hizo perdurar aquel momento.

Apretaste con tus manos sucias la desgarbada línea de mi garganta, sofocando todo aire y toda risa. ¡Grité estúpido con más de mil voces distintas! Violines de ceniza estallaron sobre el cielo, y una lluvia de plomo empapó hasta mi sonrisa de arlequín.

Pero tú… Tú no aflojabas la presión.

Mis lágrimas ¡estúpidas! mi boca ¡estúpida! mi vida ¡tan estúpida! No hay linaje ni dinastía que en mí no converja. No hay delirio ni deleite que no me arrastre al paraíso.

Tan sólo una furia harta de arder y quemar.

Tú desgarrando la carne de mi cuello egipcio, y yo soñando con la seda de tus pestañas acariciando salvajemente mi boca. Bocanadas ansiosas de vaho y de semillas. Un complejo sistema para empaquetar adioses permanentes.

Yo muriendo entre tus manos manchadas de lapislázuli y pizarra. Tú repitiendo setecientas veces “¡Hasta que nos enamoremos!” con tu característica voz de musgo del sur.

Yo acuchillando al destino con un puñal oxidado y arrojándolo al pozo de tus ojos.

El mundo es una fragua donde Vulcano golpea para sobrevivir.

¿Qué nos podrías comentar de  LaFragua?

Este texto forma parte del poemario que estoy escribiendo ahora, y siguiendo con lo que te comentaba en la pregunta anterior, creo que tiene un estilo algo diferenciado a lo que es «Dejar de ser». Este nuevo libro, del que habré escrito ya dos tercios del total, contiene una sección donde la figura de la fragua y de Vulcano tienen mucha importancia, y será mucho más brutal y sangrante que «Dejar de ser».

9. ¿La inspiración, al igual que la suerte, aparece o la crea uno/a mismo/a?

Pues precisamente ahora estoy escribiendo a ratos un libro con pequeños “relatos” sobre la inspiración (podéis leer alguno publicado en mi web). Creo que se trata de un tema que da mucho de sí, y ante el cual no es fácil responder de forma categórica. Creo, desde luego, que existe una inspiración instantánea y repentina, y que este fenómeno es algo inexplicable y puramente sensitivo e irracional. Pero también creo que existen momentos, estados mentales y situaciones que predisponen a la inspiración, y que la inspiración sin trabajo no es gran cosa.

10. ¿Alguna manía o ritual para escribir?

No tengo demasiadas manías al respecto. Alguna típica: suelo escribir más de noche que de día. Sí que es importante para mí la ausencia de distracciones y el lugar elegido para escribir (no me vale escribir en cualquier sitio). También es importante, creo yo, encontrarse en un estado mental favorable a la creación artística, por mucho que tradicionalmente se crea que las emociones extremas (dolor, tristeza, alegría) son el momento idóneo para escribir.

11. Y, finalmente, ¿algún consejo para los futuros autores que quieran publicar poesía?

Creo que escribir, y el arte en general, no necesita de grandes consejos. No creo mucho en las guías o itinerarios para conseguir una cosa que, para mí, es todo lo contrario a algo sistemático. El arte es libre, salvaje, muy íntimo y personal; un camino de autodescubrimiento. La clave es leer y escribir incansablemente, y experimentar, probar cosas nuevas, crecer. Encontrar tu universo, tu estilo, aquello que te hace sentir que te “levantan la tapa de los sesos”, como dijo Emily Dickinson.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: